.Historia.

Halcones de Al-Sabika

Este grupo festero surge, como no podía ser de otra manera, en el transcurso de una comida de hermandad durante la celebración del dia de la Santísima Virgen de la Piedad. Medio en broma medio en serio, y dando ''trompicones'' se organiza un pequeño grupo de amigos y familiares con la intencion de a partir de este año disfrutar de la Fiesta pero desde dentro y ayudar así a su engradecimiento formando parte del Bando Moro. La cercanía en el tiempo desde su fundación, diciembre de 2006 cuando el grupo queda oficialmente conformado, hace que no se disponga de ningún tipo de archivo ni de información relativa a la misma para la realización del presente artículo, salvo hacer una pequeña reseña del por qué de nuestro nombre : Halcones de al-Sabika Las Fiestas del Escudo ''La invasión'' como es sabido por todos, conmemoran la incursión mora de las tropas granadinas el 14 de abril de 1477, nuestro nombre debía tener relación con la situación histórica y geográfica. Rápidamente surge el nombre de halcones, que aunque parezca que no tiene relación alguna, sí que la tiene ya que una de las tradicciones aceptadas de la palabra Albaicín es  ''cerro de los halcones'' o ''de los halconeros''.Solo faltaba un ''apellido''. Halcones de Siyasa, Halcones de al-Udri, Halcones Ziríes, Halcones de Ibn al-Jatib, ... ... ..., ninguno cuadraba con lo que buscábamos. Debía tener más relación con la ciudad de Granada y su monumento por excelencia: La Alhambra. Ya en el siglo IX se tenía constancia de la existencia de una alaaba situada en el margen izquirda del río Darro, al este de la ciudad de Granada, elevada sobre una colina, en la que Sawwae ben Hamrun tuvo qe refugiarse en 889 y repararla debido a las luchas civiles que azotaban por entonces el Califato cordobés, al que pertenecía Granda. Posteriormente este recinto empieza a ser ensanchado y a poblarse. A pesa de la incorporación del castillo de la Alhambra al recinto amurallado en una fortaleza militar desde la que se denominaba toda la ciudad  y la vega, no sería hasta el siglo
XIII  con la llegada del primer monarca nazarí, Mohamed ben Al-Hamar, cuando se fijara la residencia real en La Alhambra marcando el inicio de la época de mayor esplendor de la fortaleza sobre la colina que los arabes denominaban Al-Sabika
De esta forma, en nombre de nuestra kábila aunaba dos de los muchos signos de identidad de la ciudad que un domingo de abril de hace ''unos cuantos años'' se atrevió a invadir y saquear nuestra querida Perla del Segura  

 
El Saqueo Y La Destrucción

De Cieza En 1477

En el año 1477, la villa de Cieza sufrió el hecho más traumático de su historia. En la madrugada del 6 de Abril, Domingo de Resurrección acabado de decir misa mayor y siendo conmendador de la villa D. Gonzalo Talón. el Rey de Granada Abul-Hassan entró por sorpresa en Cieza con un ejército de hombres a pie y a caballo. La villa no disponía de defensas amuralladas, ni castillo o casa fuerte, de manera que la población estaba indefensa y, por otra parte, confiada en las treguas firmadas entre los reinos de Castilla y Granada. Aprovechando el efecto sorpresa, Abul-Hassan entró en la villa, los hombres que allí habían, aunque pocos y desprevenidos ante la multitud de morors armados despreciando sus vidas, acudieron al puente que estaba a muy poca distancia, para impedir a los moros el paso a la villa. No pudiendo contenerlos, mataron a decenas de personas, quemaron las casa y se llevaron prisioneros a todos los vecinos que quedaron vivos, desde el Comendador hasta los niños más pequeños. En total más de 500 personas. El hecho de que los ciezanos salieran de la iglesia y se enfrentaran en el puente con los granadinos, da origen a la inscripción que lleva el escudo de Cieza:

"Por Pasar La Puente Nos Dieron La Muerte"






La Leyenda De La Muda

(Según Fray Pascual Salmerón, historiador de la villa)

De la sangrienta invasión que a Cieza hicieron los moros, hay en esta villa memoria y tradición constante. Es también tradición que la mañana de Resurrección en que los moros llegaron a Cieza, estaba la gente oyendo misa en la Iglesia antigua, que estaba cerca de la puente en la orilla de la villa, en el sitio donde está el conjugatorio y pequeña ermita de San Bartolomé, y que una mujer muda divisó la gran multitud de moros que venían por la otra parte del río, por lo cual, toda asustada, acudió a la iglesia. Y no pudiendo dar a entender por señas novedad tan grande, hizo tanta fuerza que rompiendo el impedimento de la lengua habló y dijo:

"¡Moros Vienen!"

Oído esto por los que estaban oyendo misa, salieron de la iglesia presurosos y vieron la multitud de moros que venían. Acudieron en defensa de la villa, cruzando el puente que les separaba de los atacantes. Empeñados en esto pelearon como leones, siendo este gesto de valentía el que dió origen a la leyenda de nuestro escudo.



Ensayo el sabado 18 de
Abril en la Atalaya a las
12:00
Ensayo el 19 de
abril en la Atalaya
pero solo los capitanes
e Iván el abanderado
 
Hoy habia 2 visitantes (2 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=